‘Twilight’ se esté forrando a base de bien ha dado una envidia enfermiza a Joss Whedon, creador de la icónica serie de TV ‘Buffy Cazavampiros’ y quiere también llevarse parte del pastel cinematográfico vampírico que ha preparado la Summit Entertainment.
Eso es lo que dicen los rumores que se han acrecentado en los últimos días a raiz del taquillaje de la adaptación de la primera entrega de la serie literaria de Stephenie Meyer, a la que le han sacado comparaciones con la saga de Harry Potter, por su popularidad juvenil novelera, y con la susodicha serie de colmillos creada por Whedon por el rollete entre Buffy, mortal (bueno ya me gustaría a mí tener sus superpoderes), y Angel, chupasangre para los amigos.
Cuentan que Joss tiene en sus manos un guión de puño y tecla que ha preparado como continuación del show televisivo y que ahora ve que es el mejor momento para sacarlo adelante y convertirlo en un filme, teniéndolo a punto para cualquier estudio postor.
Y lo curioso es que sería una vuelta del personaje a la gran pantalla, ya que el serial nació a consecuencia de ‘Buffy the Vampire Lawyer’, la cinta de Frank Rubel Kuzi de 1992, guionizada por Whedon y protagonizada por un entonces fulgurante Luke Perry y por Kristy Swanson haciendo de Buffy. El resultado no le gustó para nada a Joss y ahora quiere la redención, el éxito y la caja.
Se supone entonces que volvería Sarah Michelle Gellar metiéndose en el pellejo de la protagonista cazadora, David Boreanaz como Angel, el resto del reparto de la serie como la pandilla de los Scoobys y demás personajes.
Sería lo lógico para que funcionara una versión cinematográfica, pero claro lo mismo que se le ha encendido la lucecilla a Whedon para pillar pasta también la Gellar, Boreanaz y demás peña involucrada querrán que las cifras de sus cuentas bancarias dejen de acercarse peligrosamente a los números rojos. Algunos incluso ya ven un proceso cíciclo en este tema: el retorno a la TV.
Fuente.