Sorpresa del día: Kenneth Branagh está negociando con Marvel Studios para dirigir una de las adaptaciones cinematográficas más esperadas de la casa estrella de los cómics, la de Thor, cuyo estreno ya está marcado para el día 4 de junio de 2010.
De esta forma Branagh se uniría al grupete de realizadores, encabezados por Jon Favreau (’Iron Man’), Christopher Nolan (la nueva franquicia Batman) o Gavin Hood (’X-Men Origins: Wolverine’), que empezaron en el cine ‘modesto’, llamadle independiente, con cintas ‘Art House’, que se pasan al lado del ‘capitalismo’ de las grandes produccciones hollywoodienses con cheque en blanco para presupuesto (dentro de un límite claro, el dólar es el dólar).
Estoy seguro que esta decisión de tantear a Kenneth para el citado proyecto creará oleadas de comentarios marcados por la expectación, dada la categoría del artista que se quiere blindar para tamaño blockbuster, y la incredulidad de si será capaz de captar lo que quiere el Estudios contratante y no caer en una versión ‘personal’ del director al más puro estilo hulk-lee. Por cierto, ¿qué es lo que quiere realmente hacer la Marvel Studios con esta adaptación fichando a Branagh?.
El guión está ya escrito, de eso se encargó Mark Protosevich (’Soy Leyenda’), y al menos recogerá la historia básica del personaje (no sabemos si bien o mal), la del estudiante minusválido de medicina Donald Blake, que en un viaje a Noruega presencia la llegada de extraterrestres que se disponían a invadir la tierra. Al ser descubierto huye, perdiendo su bastón, y es encerrado en una cueva donde involuntariamente se encuentra con su destino: recibe un cayado de madera que resulta ser un martillo Mjölnir camuflado. De ahí en adelante, cada vez que Blake golpea el suelo con su bastón de madera, se convierte en el Poderoso Thor, dios de las tormentas.
Aunque la Marvel Studios autofinanciará la película vía crédito de 500 millones de dólares de Merrill Lynch, no tiene todavía un distribuidor para este filme pero no dudo que lo tendrá muy pronto si cuaja como un huevo frito las negociaciones con Branagh. El morbete está asegurado porque Kenneth no dirige una película de ‘acción’ desde su ópera prima como realizador ‘Enrique V’, y eso fue hace casi 20 años.
Fuente.