“La vi en el escenario y por fin me di cuenta de que era ella de nuevo. Vi a la Britney que recordaba y que amo, no a la chica que tuvo que ser llevada a un hospital psiquiátrico. Entonces unas lagrimas me caían de mis ojos.”
Lynne ademas recuerda como han sido estos siete meses en la vida de Brit. B le reprochaba a su madre de haberla forzado a entrar en Promises y de ayudar a Kein en la batalla judicial.
Lynne dice: “Me sentia dolida y preocupada, confusa por dañar a mi hija. Estaba sin esperanza y perdía la confianza y relacion con mi hija.”
La pareja ya se ha reconciliado y estuvieron juntas el fin de semana en el cumpleñaos de los hijos de Britney. La madre añade: “Britney es mi lucha, mi hija. Mi chica ya volvió del infierno donde estaba.”
Ha sido un largo viaje. Hemos dado nuestros primeros pasos hacía la carretera de la curación de nuestra familia.
Los invitados a la fiesta de los coches, incluyó a la cantante Gwen Stefani, su hijo de dos años y la novia de Jim Carrey con su hijo Evan (6 años).
El padre de Britney, su hermana y su sobrina de 2 meses se unieron a la diversión.
Britney regaló a sus hijos dos mini motorizados coches diseñados y personalizados con licencias y un pastel con forma de tractor amarillo.
Una fuente contó a People.com: “Los niños recibieron toneladas de regalos. Britney y su familia realmente hicieron una fiesta especial para ellos.”
Britney perdió la custodia de sus dos hijos el año pasado, luego perdió los derechos de visita.
Pero su acceso a los niños se va mejorando gradualmente, parece que finalmente se resuelva la amarga batalla por la custodia de los niños.
Fuente.