Los chicos se cuestionan la serie.
En la revista TV Guide han puesto en marcha una curiosa inicitaiva que consiste en que los protagonistas de Prison Break preguntan todas las dudas que tengan sobre el futuro de su personaje o el de la serie el general, y Matt Olmstead, productor ejecutivo se encarga de darles respuestas.
Los primeros en ver sus dudas contestadas son Wentworth Miller (Michael Scofield), Wade Williams (Brad Bellick), Camille Guaty (Mari Cruz) y Jodi Lyn O’Keefe (Gretchen Morgan):
Wentworth Miller pregunta: “¿No prometió Michael que repartiría la mitad del dinero de Westmoreland con la enferma hija de éste?”
Matt Olmstead contesta: “Así es, pero tenía cosas más impotantes que hacer. Michael tenía el dinero, y la intención de mantener su promesa, pero cuando tu vida está en juego, hay que priorizar. Desafortunadamente, Michael no pudo cumplir su compromesa, y sólo queda suponer que la hija de Westmoreland murió en paz.”
Camille Guaty pregunta: “¿Cuando nacerá el bebé?
Matt Olmstead contesta: “En la línea temporal de la serie, Mari Cruz está entre la mitad y el final de su embarazo. No os perdáis la primera hora del season premiere, y esa pregunta será contestada”.
Wade Williams pregunta: ¿Algún interés amoroso para Bellick?
Matt Olmstead contesta: Bellick siempre ha tenido un interés amoroso y seguirá teniéndolo: amor a sí mismo. Tiene un gran concepto de sí mismo. Además, ahí está su madre”.
Wade Williams pregunta: ¿Hay alguna posibilidad de que parte de la nueva temporada se grabe en Europa?
Matt Olmstead contesta: Para empezar, ni siquiera se sabe si habrá una próxima temporada. Debemos trabajar sabiendo que cada temporada podría ser la última.”
Jodi Lyn O’Keefe pregunta: ¿”Dejaréis que Sara y Gretchen desarrollen su historia por si mismas sin que los chicos se metan?
Matt Olmstead contesta: “Eso, en esencia, describe lo que veremos en el ocatvo capítulo. En la tercera temporada vimos a Susan B. como una chulesca ex-militar que trabaja para la Compañía y que disfruta haciendo sufrir a los demás. Para ella,a la relación con Sara es como una guerra en la que una tregua no es posible. Para cuando Gretchen y Sara se vuelvan a ver las caras, ambas habrán cambiado su forma de ser significativamente. Gretchen ya se ha divertido, pero ahora verá como todo lo que tenía desaparece. Podrías pensar que será una pelea de gatas, pero no es así. Antes de eso, la confrontación podría ser un auténtico combate a muerte.
Fuente.