‘Los Angeles Times’ de testigo. En la misma mesa Frank Miller y Jason Statham.
En la batería de preguntas sale la cuestión de la posibilidad de que Miller revisione la vapuleada ‘Daredevil’, filme dirigido y guionizado por Mark Steven Johnson. Miller contesta que le encantaría hacer una nueva versión de dicha película, dándole la profundidad al personaje que él mismo le dió cuando trabajaba para la Marvel Comics. Evidentemente el tono que le imprimió Johnson se catalogó como ‘de juzgado de guardia’ por parte de los fans y críticos.
Al hilo de la revelación se pregunta a Statham si estaría disponible para el hipotético proyecto. Jason declara abierta y efusivamente que está impaciente por trabajar con Miller y grita: ¡dame la oportunidad, me encantaría ser Daredevil!. Inmediata sugerencia intencionadamente cojonera del periódico, de que Statham podría hacer mejor al villano Bullseye. Contestación del ‘hombre acción’: ¡Olvídense de Bullseye, yo quiero ser Daredevil!.
A continuación, casi de inmediato, salgo yo de debajo de la mesa donde se celebraba la reunión y digo: ¡sí, tío, sí, ouuu, sí, un nuevo ‘Daredevil’, tú eres nuestro hombre Jason, el traje de cuero te va a quedar de p …!. Salgo a empujones de la sala por ‘recomendación’ de dos gorilones (escena ficticia, solo recreable por especialistas).
Fuentes.