Britney Spears entre su nuevo disco y una película nueva.
Britney Spears trabajará próximamente a las órdenes de Quentin Tarantino, interpretando a una bailarina en el remake de la cinta Faster Pussycat! Kill! Kill!, que en 1965 dirigiera Russ Meyer, según anuncia el diario The Daily Telegraph.
La cinta narra las aventuras de tres bailarinas de stip-tease que, viajando por el desierto, se encuentran con una pareja. Ahora Tarantino negocia con otras estrellas su participación en la película: se decía que Eva Mendes y la actriz porno Kim Kardashian completarían el trío de protagonistas.
Respecto a Spears, una fuente del Telegraph asegura que “Tarantino convenció a Britney de que estaría brillante. Ella está encantada. Piensa que podría así recuperar su carrera”. La actriz, que tendría el papel más importante de la película, tendría además que desempeñar el rol de lesbiana e interpretar varias escenas subidas de tono.
Fuente.