Y con Zac Efron ya en Los Angeles, se comienzan a ver las fotos que las chicas y chicos extrañaban de él, así es como una seguidilla de paparazzis nos hacen posible la entrega de estás fotos que demuestran el diario vivir de Efron.
Las primeras se trata de Zac por la mañana preparandose para dar su rutina de ejercicios diarios, en el gimnacio que ya todos conocemos, y las otras se tratan de Zac caminando por las calles de Beverly Hill, mientras su novia se encuentra promocionando su proximo disco que será lanzado luego, y Zac se encuentra a la espera de la salida de su pelicula Me and Orson Welles.
Fuente.