Parece ser que los roles han cambiado en el reinado pop. Britney está regresando a la cima de su carrera mientras que Madonna sufre ataques.
Según el site Showbiz Spy, las escenas que Britney filmó para el tour Sticky & Sweet de Madonna podrán ser removidas.
La intérprete de Like a Virgin y la cantante de Gimme More grabaron escenas para ser exibidas en enormes pantallas durante la gira, pero Madonna habría “odiado” el tal vídeo y pretende librarse de el.
Una fuente cercana a Madonna contó: “Britney está sorprendente en el vídeo, pero cuando Madonna lo vió pidió que lo eliminaran, ya que ella lo odió. Era una escena en que Britney estaba fingiendo rapar sua própria cabeza.”
La culpa de todo esto no es para nada de la Princesa del Pop, según el periódico británico The Sun (primero en confirmar la participación de Britney en los shows), Madonna estaria sufriendo de anemia, a causa de los problemas que viene pasando desde el año pasado. Además de eso, la chica material está con graves contra tiempos que podrían dañar su gira.
Madonna ya se ha encargado de despedir a dos bailarines y el manager/encargado/director del tour estaría por renunciar gracias al continuo mal humor de Madonna.
El equipo médico de Madonna le ha sugerido que debe detener el ritmo de sus actividades ya que “su cuerpo no aguanta”.
“Madonna siente que ya nadie está de su lado. Uno de sus más cercanos amigos dijo que nunca la había visto tan bajo. Ella se está sintiendo inferior a la nueva música y está quedando esquelética”.
El Sticky & Sweet Tour, que tendría que comenzar este 23 de agosto, corre el gran riesgo de ser cancelado.
Fuente.