Sí Heath Ledger estuviera entre nosotros, habría tenido gran presencia en la tercera entrega de Nolan. Las intenciones eran: Joker sería la estrella de una película más que culminará una trilogía excepcional.
Sin embargo, la impresionante actuación de Ledger (eso afirma muchos privilegiados que han visionado de ‘TDK’ y que le auguran un próximo Oscar póstumo), le ha hecho único para el papel y en principio,en opinión de un servidor, es imposible su sustitución, así que habría que buscar un tercer villano para la siguiente secuela. Y a Gary Oldman se le ha ido la lengua anunciando el siguiente contrincante de Batman que saldrá a escena, que no es otro que Enigma.
Aunque las declaraciones de Oldman son un poco ambiguas. Asegura que la interpretación de Ledger es una de las más aterradoras que se han visto en una película, pero al mismo tiempo no descarta la posibilidad de que se busque un Joker postizo, un sustituto Heath que le dé la misma fuerza y popularidad al personaje. Razona que si lo hicieron con Katie Holmes (ahora Maggie Gyllenhaal es Rachel, la chorba de Batman), por qué no también con este carismático villano, a pesar de ser una circunstancia diferente.
El caso es que después de hacerse un lio con estas declaraciones terminó diciendo: Quizás no necesitemos al Joker, porque tendremos a Enigma.
¿Se le habrá escapado ’sin querer queriendo’, o ha sido un lapsus de emoción ante el pelotazo que compartirá con ’TDK’?. El caso es que nos ha dejado una pista sobre lo que está tramando Nolan, Bale, la Warner y compañía. Y me alegro, porque así podremos quitarnos del recuerdo emocional la interpretación histriónica que hizo Jim Carrey en ‘Batman Forever’, que dirigió Joel Schumacher y en la que Val Kilmer hacía de un insulso Batman. Pero es que estamos hablando de otro concepto del hombre murciélago (más infantil). Con Chris la franquicia ha madurado y nosotros con ella.
Fuente.