Y por medio la Fox y su falta de paciencia. ‘Dollhouse’, la nueva serie de Joss Whedon, no está convenciendo a los aficionados y en su segundo capítulo perdió el 15% de los espectadores que la habían seguido en su estreno. No es que fuera una pésima noche para la cadena: de hecho, ‘The Sarah Connor Chronicles’ se mantuvo en las cifras de audiencias de la semana anterior. Pero ‘Dollhouse’ no, y así lo va a tener muy difícil para sobrevivir.
Lo peor de todo es que ese bajón de audiencias se ha producido en un viernes en el que cadenas como la CBS estaban emitiendo reposiciones. Puede que sea el habitual bajón del segundo capítulo, pero asusta pensar en el gatillo fácil de la cadena. Por si fuera poco, ni siquiera está teniendo un recibimiento caluroso entre los críticos.
Cierto que la serie no ha comenzado muy allá, pero es que pocas cosas de Whedon lo hicieron. Salvo ‘Firefly‘, que casi desde el principio mostró su potencial (y no le sirvió de nada), el guionista se toma con calma eso de hacer crecer a sus historias y no sólo en televisión, que hay ahí están sus Astonishing X-Men, que sufrieron tres cuartos de lo mismo.
La duda es: ¿cuánto aguantará ‘Dollhouse’ antes de recibir el primer toque de alarma de la cadena?
Fuente.