Tras una decepcionante tercera temporada, mal les pese a algunos, creía que la serie volvería a retomar el vuelo ante el regreso de la Dra. Tancredi que se había despedido de la serie de una forma bastante abrupta y que dejó muy descontenta a todos los seguidores de la serie, la huelga de guionistas se encargó del resto porque tenían planificado escapar y entonces sería cuando empezaría la acción.
La cuarta temporada tuvo indicios de devolver la grandeza a la serie, pero los primeros capítulos sentenciaron a algunos personajes que simplemente estaban de relleno. Aún a día de hoy me duele el capítulo 4x10 donde lloran a Bellick, pero creo recordar que hace dos días todo el mundo lo odiaba, esos pequeños detallitos me fastidian… ¿Ver a T-Bag llorando por Bellick? En fin, la cosa parece arrancar con Self e incluso el personaje de Gretchen me ha parecido de lo más interesante…
Pero ahora ya con el final pactado parece que la cuarta temporada desembocará en un hervidero de información que supondrá el broche definitivo de la serie. ¿Pero quieren repetir la jugada de otra famosa serie? En el capítulo que se emitirá hoy en Estados Unidos, aparecerá un nuevo personaje que parece que tomará bastante importancia dentro de la recta final de la serie, ella será la actriz Kathleen Quinlan que interpretará a la supuesta madre de Michael y Lincoln que al parecer formaba parte del entramado de toda esta conspiración de la Compañía y supongo que será quién esté tras la compra de SCYLLA. ¿A nadie se le viene un argumento similar a la cabeza? No sé si seré yo, pero la primera temporada de Alias, serie creada por el gurú de la televisión, J.J.Abrams, giraba alrededor sobre el supuesto que la madre de la protagonista siguiera viva y al final ocurrió cómo está pasandoa ahora en Prison Break.
Habrá que ver la jugada y si el personaje da juego o no, sin duda alguna la actriz Kathleen Quinn tiene un carisma especial y un currículum lleno de trabajos.
Fuente.