La estrella de "Lost" Evangeline Lilly llegó al mundo de la interpretación cuando "realizaba un ejercicio psicológico" al ir a las audiciones.
La actriz de 29 años, sólo quería desafiar sus miedos a actuar frente a los críticos más despiadados, cuando descubrió que tenía talento para la interpretación.
Ella explica que "No tenía intención de convertirlo en un trabajo. Así que, cuando conseguí el papel, tuve que sentarme y meditar '¿De verdad quiero ser actriz?'".
Lilly revela que el trabajo con el que se asentó fue con el papel de Kate Austen. Antes de descubrir sus ganas de actuar, la bonita estrella soñaba con ser azafata de vuelo.
Y añade, "Quería ver mundo, y no tenía dinero. Vivía sólo de te y mantequilla de cacahuete.. así que fui e hice el entrenamiento para azafata de vuelo." Pero sus sueños de altos vuelos no duraron mucho: "Estuve un mes en el trabajo y lo dejé."
Fuente.