Si hay algo que caracteriza a Michael Scofield, es su tatuaje.
En la primera temporada resultó imprescindible, pues en el estaban ocultos los planos de la prisión de Fox River de la que debía sacar a su hermano, amén de otras muchas pistas que resultaron imprescindibles para que el plan de fuga tuviése éxito.
En la segunda temporada Scofield tuvo que seguir recurriendo al tatuaje, pues también guardaba secretos que le ayudaron a sobrevivir una vez convertido en un prófugo. Sin embargo, en la anterior temporada los dibujos grabados en la piel de Michael pasaron totalmente desapercibidos, hasta el punto de que pocas veces le vimos sin camiseta o con una de manga corta.
A estas alturas, el famoso tatuaje de Michael Scofield no tiene demasiado sentido. Por ello, y teniendo en cuenta que el proceso para adherir las calcomanías al cuerpo de Wentworth Miller supone unas cuantas horas de trabajo de maqulladores, los guionistas han decidido retirar el tatuaje de la piel de la Michael la próxima temporada.
De este modo, y con la excusa de que lo hace para no llamar la atención (recordamos que Michael sigue siendo una de las personas más buscadas en los EEUU), a principios de la próxima temporada veremos a Scofield visitando un dermatólogo para eliminar definitivamente el tatuaje de su cuerpo.
Fuente.