El cantante asegura que se ahorra miles de dólares en peluquería y manicura.
Quizá sea una solución que no despierte demasiadas simpatías en el gremio de peluqueros del mundo, pero algunos confirman que la idea no es mala. Justin Timberlake ha explicado que se niega a gastar miles de dólares en peluquería y manicura y que prefiere “cortarse el pelo a sí mismo”.
El responsable de FutureSex/LoveSounds asegura que no ve necesario ir a la peluquería cada poco tiempo porque se siente bien con su apariencia e incluso es feliz de evitar las tijeras.
“No me gustan las divas y no quiero convertirme en una de ellas. La gente tiene una percepción de que yo debería ser de esa manera pero no lo soy” explica Timberlake a la revista Heat.
Fuente.