Muy por el contrario a Britney, Kevin quiere exponer a sus hijos.
La ex pareja está de nuevo en guerra, porque las intenciones de Kevin, son que los hijos de la cantante, Sean Preston y Jayden James, entren en el mundo del entretenimiento. Federline quiere ver a los niños en la próxima generación de niños prodigio.
Parece que el aspirante a rapero ya ha llevado a los niños a algunas cadenas de televisión y cine de Los Ángeles. “Kevin esta convencido de que los niños tendrán una carrera en el espectáculo, porque Sean y Jayden siempre están cantando y bailando alrededor de la casa.
Britney se opone totalmente a esta idea “demente” de su ex marido. La Spears, de hecho, esta creando una vida lo más normal posible para sus dos hijos y no tiene intención de meterlos en la industria del entretenimiento, si quieren entrar, que lo hagan cuando sean mas mayores y por su propia voluntad.
Britney, que entró en el mundo del entretenimiento a los 8 años, inmediatamente se opuso a la propuesta de su ex marido. “Además Britney quiere que sus hijos lleven una vida como la de los demás niños, ella no quiere que Kevin se aproveche y utilice a los niño como una fuente de dinero, como hizo con ella” continúa la fuente.
Federline, sin embargo, esta de acuerdo y piensa que los niños estarán bien si empiezan una carrera. “Kevin espera que Britney cambie de opinión”.
Fuente.