El ‘Dragonball’ de James Wong ya ha entrado en esa lista excepcional de cintas que no las puede ver ni Dios. Y es que a cada paso que da en la línea lavacerebros que sigue también esta producción más odio provoca.
Ya tenemos nuevas imágenes, escaneadas (se está haciendo una costumbre), de esta ¿adaptación? y no hay forma de mejorar la situación: ni con el kimono azul tan identificador este Goku de todo a un euro, que es Justin Chatwin, nos hace recordar a tan adorado personaje animado. Y luego levantan ampollas la instántanea de un Yun-Fat Chow como Maestro Roshi con más pelo en la cocorota que el oso Yogui. Quizás Emmy Rossum como Bulma esté más ‘lograda’, pero esto más bien parece una película de chicos de instituto a lo ‘Karate Kid’ que lo que Akira Toriyama concibió.
No quiero ni imaginarme la que se va a armar cuando salgan los primeros pics de Piccolo. Y es que Hollywood se empeña en hacer versiones ‘libres’ fagocitando la fuente original, y cuando se juega con fuego uno se quema. Esta vez esta gente del cine ha tocado a base de bien las bolas … de dragón a los enamorados de un mítica serie televisiva. Que Dios pille confesao a Wong y compañía el 10 de abril de 2009.
Fuente.