Según la revista Us Weekly “Ella se encontraba algo enojada por motivos desconocidos mientras sus hijos estuvieron con ella”.
“Ustedes nunca podrá acostumbrarse a una situación como esta. Espero con el corazón que esto tenga un final entre Britney y K-Fed por la batallas de la custodia de sus hijos”. Cuenta una fuente a la revista.
Britney Spears y su ex Kevin Federline, podrían declarar en un juicio a partir del 25 de Agosto, que determinaría la custodia definitiva. Dice Loyola profesora de la escuela Charlotte Goldberg (que no participa en el caso), “Si Britney quiere cambiar el acuerdo de custodia, ella tendrá que mostrar que su estilo de vida está estabilizado”. Parece que eso sólo puede ocurrir si su papá está al lado de ella.
“Kevin Federline quiere que su ex-esposa y madre de sus hijos mejore y este lo más saludable posible para que asi ella pueda pasar mas tiempo con los niños” dice una fuente cercana al ex de Britney.
Fuente.